Tanztheater Wuppertal – Pina Bausch

La experiencia en Alemania con Pina Bausch (1940-2009) y su danza-teatro ha tenido un profundo efecto en su camino y en su cuerpo.

El 12 de septiembre de 2005, recién llegado a Alemania y con la intención de continuar sus estudios en Essen, asistió a la audición del conjunto en Wuppertal para probar suerte.

El 17 de octubre, Pina organizó una segunda fase de selección. Luego, el 22 de octubre, Pina tomó su decisión: quería que trabajara para la compañía a partir de la próxima temporada.

No fue un comienzo fácil, y este cambio tampoco lo es, ¿cuándo es fácil un cambio? Pero también un comienzo lleva a algo, desconocido y lleno de potencial, un nuevo comienzo. Después de todos estos años de trabajo, experiencia e inmersión en la obra de Pina Bausch, le invaden múltiples emociones.

Una mezcla matizada y sutil que se intensifica y le permite construir este nuevo camino, independiente, en el que ella le acompañará como un maestro trascendente.

En esta etapa que nace, los viejos lazos se fortalecen, otras relaciones surgen, desaparecen y se transforman. Así, aprende, se aleja para ver con distancia, más objetivamente y desde una mejor perspectiva la totalidad de este cambio.

Lo nuevo espera, pero la disposición y la entrega siguen ahí. La gratitud por lo que ha experimentado le da fuerza. El dolor y la frustración le ayudan a entender mejor todo.

‘Ya no tengo la intención de volar con las alas rotas. Ahora voy a nadar, sumergirme en aguas profundas y encontrarme a mí mismo de nuevo.’

…By watching the dancers, by listening to their disembodied words, and by glimpsing the choreographer herself, the viewer participates in the intimacy of collective feeling that fluctuates from pleasure to pain and back again. One of the dancers, Pablo Aran Gimeno, explained that when he first came to Wuppertal, he felt a bit lost, but Pina told him simply, 'Dance for love.’ This simple bit of advice was obviously helpful, as the young dancer never forgot it.’
-Siri Hustvedt, ‘A woman looking at men looking at women. Essays on Art, Sex and the Mind’

Pau Aran