Atelier

Atelier hace referencia a mi propuesta pedagógica, que surge tras una larga trayectoria como bailarín profesional y como creador independiente emergente. También hace honor al taller como lugar de experimentación y creación artesanal. Para mí, el estudio de danza es como un taller donde aprendemos, practicamos y mejoramos nuestra técnica / artesanía y encontramos una identidad creativa.

 

A través de mi observación de los cuerpos actualmente en mi trabajo como coreógrafo y profesor, me he dado cuenta de que lxs nuevxs intérpretes están cambiando su relación con el cuerpo y las motivaciones que impulsan su movimiento. He ido acumulando conocimientos de artistas como Pina Bausch, Sidi Larbi Cherkaoui, Malou Airaudo, Cristiane Boullosa, Dominique Mercy y Francesc Bravo. Quiero transmitir todo estas experiencias a las futuras generaciones de bailarinxs. No quiero aferrarme a lo que he aprendido, sino encontrar nuevas formas de compartirlo. Deseo mantener una conexión entre las técnicas de danza occidentales del pasado, que siguen dando forma a la danza contemporánea hoy en día, y el desarrollo posterior de mi trabajo como facilitador de danza. Quiero explorar mis métodos pedagógicos y coreográficos y llevarlos a un intercambio mutuo.

 

 

 

Técnica, composición e investigación del movimiento

En mi metodología propongo un trabajo basado en los factores compositivos de la danza, según el bailarín, coreógrafo y pedagogo Jean Cébron (1927-2019): la energía, la forma, el espacio y el ritmo. El método Jooss-Leeder inspira gran parte de mis clases.

 

Respetando las diferentes necesidades y circunstancias del grupo, me centro en la respiración, la repetición y las fuerzas direccionales opuestas.

Al final del entrenamiento, llegamos a una secuencia que contiene la información estudiada durante la sesión. Más tarde, los ejercicios de composición e improvisación abren un diálogo con cada intérprete. Busco conectarles con su expresión personal única y el potencial creativo de cada unx de ellxs, más allá de sus aptitudes físicas.

 

Con estas premisas, se trabajará a través del juego y el placer en el estudio detallado del movimiento, el gesto, la escritura, la improvisación y la narrativa corporal. Lxs bailarinxs se conectarán con la autenticidad pero también se confrontarán con su autoexigencia y desarrollarán una mayor conciencia de sus límites, para poder superarlos.

 

Así, a través de pautas y palabras clave, el grupo explora una forma de pensar resiliente, abierta y autónoma en torno a la creatividad. Una invitación a la autosuficiencia, pero también a un proceso en colectividad para descubrir, cuestionar y expandirse.

Workshops
anteriores