Ich bin nicht nur ein Körper, aber wenn du willst, kann ich tanzen

Este solo coreográfico comenzó como un diálogo entre Blanca Noguerol y Pau Aran. Un diálogo sobre la identidad y la exploración de sus orígenes. Su camino compartido desde Barcelona hasta Wuppertal. Las circunstancias dentro y fuera de Alemania. Ambos han recorrido un camino similar que casualmente los unió en la primavera de 2005. Desde entonces se forjó una amistad a partir de sus raíces comunes, ya que ambos trataron de construir cimientos en un nuevo lugar lejos de casa.

Inspirada en las reminiscencias de ‘Brocken’, esta pieza pretende observar los conceptos de poder, feminidad y libertad en un nuevo prisma. Para ello, tenemos que avanzar juntos inconscientemente, sin olvidar primero lo que pasó. El paradigma que surge sugiere reemplazar lo político por lo poético. En algún momento del proceso aparecieron textos de ‘Mariana Pineda’ de Federico García Lorca.

Blanca se acerca lentamente. Viene de un lugar que ya conoce y mira hacia atrás. ¿Cuántas ‘Blancas’ viven en su cuerpo? ¿Cuánto tiempo llevan escondidas, esperando?

 

Nos mira.

 

Quiere decirnos algo, pero no sabemos si hablará.

 

Nos mira…

Los hilos de la memoria vuelven. De un ovillo de lana roja surge el abrazo de lo que llega a este lugar, en las manos de una mujer que se busca a sí misma. Fantasmas de una historia contenida en su mirada menguante. Las manos y los pies se desarticulan como insectos reconstruyendo los caparazones de sus congéneres, tratando de entender cómo la araña camina con sus ocho patas sin tropezar nunca.

El espacio se abre y revela un territorio resplandeciente con recuerdos del pasado manchados con el presente. La tristeza de una pregunta lanzada a los vientos gritaba para ser entendida, para ver, para sentir, en la espesura nocturna narrada en el insomnio.

Una camisa blanca parece recordarle la brisa de sus mañanas, mientras que las castañuelas despiertan la energía temblorosa de una danza nómada. Bailando al borde de esta continuidad lírica, se aferra a impulsos viscerales que sudan a través de su piel, sus manos, posturas y decisiones impredecibles. Cabellos que contienen los ecos de nuestros muertos. Sus palabras, llenas de afecto, recorren un abanico de ternura, rabia y determinación, las melodías de una Cataluña furiosa por la globalización hipócrita.

Moverse hacia lo femenino es acoger el mundo de las posibilidades que aún no existen y que pasan por nuestros cuerpos. Una de ellas corre por las montañas. Sus piernas, su cuello, su cara brotan de su vientre a cada paso, a cada palabra. Sus brazos abren el camino y soportan el paso de todos aquellos que han forjado sus sueños y parecen susurrar en mi oído: ‘las cosas no me suceden. El mundo es mío’.

Al amanecer llaman, están en el rellano de la escalera; la Madre cuando sale para abrir la puerta lleva su bata. ¿Qué quiere esta gente llamando tan temprano en la mañana?
-Maria del Mar Bonet y Lluís Serrahima

Ich bin nicht nur ein Körper, aber wenn du willst, kann ich tanzen

2019

Wuppertal

25 minutos

DIRECCIÓN

Pau Aran

CREADO CON E INTERPRETADO POR

Blanca Noguerol Ramírez

DRAMATURGIA

Silvia Munzón López

MÚSICA

Tim Kienecker, Armand Amar & The City of Prague Philharmonic Orchestra, ‘Catalunya Radio Overture’ (Radio), Maria del Mar Bonet, ‘Les Maces de la Patum’ (Folk music from Catalonia), Ovidi Montllor, Janis Joplin, Nina Hagen & The Capital Dance Orchestra

DISEÑO DE ILUMINACIÓN

Peter Bellinghausen

ESCENOGRAFÍA

Pau Aran, Silvia Munzon López

VIDEO

Charlie Cattrall, Klaus Dilger

COLABORADORES/AGRADECIMIENTOS

Matthias Burkert, Tim Kienecker, Chrystel Guillebaud, Çağdaş Ermiş, Christopher Tandy, Andreas Eisenschneider, Karsten Fischer, Manfred Marczewski, Maske Abteilung (Wuppertaler Bühnen), Tsai Wei Tien, Oleg Stepanov, Daniel Doña

APOYO

A project of Tanztheater Wuppertal – Pina Bausch

Pau Aran